Un «Mar de Islas», pasiones, recuerdos y sentimientos con Miguel Afonso en el Teatro Guiniguada

mardeislas
Mar de Islas
29 de Mayo 20.30 hrs
Teatro Guiniguada
Entradas: www.entradas.com y taquilla (10 euros)

Mar de Islas, sugiere un paseo imaginario por las Islas Canarias tras la exquisitez y el buen hacer que caracterizan los montajes escénicos de Miguel Afonso. Un conjunto de instrumentos bailarines, actores y cantantes, serán los protagonistas.

Con guión del propio Miguel Afonso, el espectáculo se plantea como una obra dramático musical, donde se conjuga la danza y la imagen como elemento de unión entre los sonidos más emotivos de Canarias y un sugerente guión apoyado en elementos técnicos y artísticos que persigue como objetivo emocional, invitar al espectador a incitar lo más recóndito su conciencia canaria.

Una experiencia para abrigar más de cerca nuestras tradiciones, paisajes y la relación que los canarios han mantenido con su entorno. Una verdadera fiesta para disfrutar, en un montaje que no pasará desapercibido para los asistentes. Y es que nos invitarán a un territorio de arraigo isleño, imposible de alcanzar sin el equipaje de sabiduría, experiencia, trabajo y afecto que afinan y quinta
esencian los integrantes del elenco artístico y técnico.

Sinopsis

Pepe Genaro después de jubilarse decide emprender el gran viaje de su vida por los más bellos rincones de su tierra natal. Decidido a conocer cada uno de los más bellos rincones de las islas, junto a su encantadora acompañante de aventuras por los desfiladeros del ocaso, viaja a la Isla del Fuego... Lleva varios días en ella, algo que hasta ahora, un puesto de trabajo en una importante empresa petrolera se lo había impedido. Femes, Yaiza, Los Jameos del agua, Cueva de los Verdes, Montaña del Fuego... Ahora está en el Mirador del Rio, lleva rato observándolo todo. Desde ese bermejo peñasco que entusiasmó al inolvidable César Manrique, su corazón palpita cada vez más rápido. Está anocheciendo y se está metiendo algo de frío, el rio ya es sombra azul. Ya se escucha el canto de las pardelas, de fondo también llega el sonido de las olas que corren hacia las dos orillas.

En este pedazo de mundo, había pasado varias horas en un eslumbramiento inexplicable. La Graciosa y Montaña Clara, Alegranza, Roque del Este, y Roque del Oeste. La vista se le desparrama en el lecho del mar y mientras atraviesa los rincones desprotegidos de su memoria, visiona más allá de lo que alcanzan a ver sus pupilas. Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro...

Sus pequeños ojos quedan empapados como si viviera una historia de recuerdos originados en la divagación de los años pasados. De isla en isla, la historia, una vez más, despertaba en él silencios viejos, pareciendo resucitar un pasado apenas adormecido. Como si la antigua madrugada regresara repentinamente por entre las brumas del anochecer, pronto comprendió que cada ser humano pertenece a la tierra donde sus genes danzan al son de la vida. Que por sus venas sigue corriendo la roj
a sangre de drago, la luz de Orchilla, el balido de las cabras, el canto del pinzón azul, el contorno de los volcanes y el sonido del timple que rasguean ya, su plena madurez.

Author: J.A.D

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *