Qué hacer en febrero en Las Palmas

Qué hacer en febrero en Las Palmas

Las Palmas de Gran Canaria es uno de los destinos favoritos de muchas personas a lo largo de todo el año. El turismo nacional es tan importante como el internacional debido a la gran demanda por parte de ambos. Cada año son más las personas que deciden acercarse hasta la isla para descubrir todos y cada uno de sus rincones. Pero ¿eres de esos que piensa que habría pocas cosas que ver y hacer en la isla más allá del turismo de sol y playa?

Déjanos mostrarte un amplio abanico de posibilidades.

Carnaval

Empecemos por lo conocido. ¿Qué hay más conocido en Canarias que el Carnaval de Las Palmas? Febrero es el mes ideal para acercarse hasta la isla a disfrutar del color, la música y la cultura canaria que desprenden sus calles, y contagiarnos de la alegría del carnaval. Salgamos afuera y unámonos a la multitud, gente disfrazada que ocupa las calles más céntricas de Las Palmas para mostrar sus trabajos de indumentaria a ritmo de música callejera. No nos
perdamos sus famosas murgas compuestas por grupos de amigos cantando con un toque de ingenio que sin duda no dejan indiferente a nadie.

Las calles de Las Palmas en febrero son solo aptas para fiesteros, empezando desde bien pronto por la mañana y alargando hasta la noche. Es más, si te atreves a descubrir el ocio nocturno de la capital cosmopolita hay un sinfín de actividades concentradas, sobre todo, en la zona antigua de la ciudad como Vegueta y Triana y en la zona del puerto.

Arquitectura tradicional

La arquitectura isleña tiene un encanto especial. Podemos empezar un paseo por cualquiera de  sus calles más céntricas que nos permiten deleitarnos con los patios llenos de plantas, flores y color. Estas calles estrechas nos llevan a plazas peatonales como la de Santo Domingo o la del Pilar Nuevo, en donde encontraremos balcones de madera y calles de piedra.

Una visita obligada en la ciudad es el barrio de Triana, en el que todavía quedan señales de su  antiguo uso comercial y marinero. Y aunque Las Palmas no sea tan reconocida como ciudades como la Ciudad Condal con sus parques, monumentos y eventos, podemos pasear por el parque Doramas que se encuentra justo en el centro de la ciudad y es muy famoso por sus fuentes, cascadas y naturaleza.

Caminar por las calles de Vegueta

Las calles de Vegueta componen el centro de la ciudad y en ellas podemos hallar restos de algunos de los capítulos más interesantes de la historia de la ciudad. La antigua Ermita de San Antonio Abad, la plaza y la catedral de Santa Ana son solo algunos de los monumentos con los que cuenta este barrio con más de cinco siglos de historia.

Además, en Vegueta podemos encontrar el museo de Colón, que cuenta con la historia y los artículos del propio colonizador y prueba de su paso y estancia en la ciudad en el camino de su viaje a América.

Así mismo, es muy recomendable hacer excursiones a pie o incluso en bicicleta a lo largo de toda la ciudad y las zonas más rurales para poder observar la belleza con la que nos deleitan los almendros en flor durante el mes de febrero. Sin duda, uno de los paisajes más efectistas de la isla y un gran espectáculo de la naturaleza.

Auditorio Alfredo Kraus

El Auditorio Alfredo Kraus es un auditorio situado a la orilla del mar en la playa de Las Canteras, y es uno de los edificios más singulares de la capital canaria. En el auditorio tienen lugar conciertos de música clásica tan importantes como el recién celebrado 36 Festival Internacional de Música de Canarias 2020. Además, el próximo 2 de febrero actuarán en directo el grupo Los Secretos y, si decides pasar una tarde de humor, no te puedes perder el
monólogo del conocido humorista Dani Martínez el 7 de febrero. 

Gastronomía

Durante tu visita a Las Palmas podrás saborear los platos más típicos de la isla, como el Sancocho, un plato compuesto por un pescado llamado cherne, o las carajacas acompañadas de papas rizadas con mojo. Si eres más de dulces, los suspiros de Moya traídos directamente desde los hornos tradicionales de la isla o el bienmesabe de Tejeda. Habría que mencionar también el famoso taperío en los barrios de Vegueta o Triana, acompañados siempre de un buen vino típico de la zona.

En definitiva, Las Palmas de Gran Canaria tienen mucho más que ofrecer que sus famosas y transcurridas playas, de las cuales podemos disfrutar durante todo el año debido al agradable clima de la isla, pero sin olvidarnos también de otro tipo de turismo como el gastronómico o el de interior. Además, febrero es el mes perfecto para perderse por la ciudad y poder sentir cómo sus calles se llenan de vida en el mes del Carnaval.

Author: J.A.D

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code