¿Merece la pena contratar un seguro médico privado?

¿Merece la pena contratar un seguro médico privado?

La crisis sanitaria de los dos últimos años ha hecho que veamos la sanidad de forma diferente. El Covid ha puesto de
manifiesto una falta de recursos realmente grande en muchos hospitales públicos. Si bien es cierto que España, y
concretamente Canarias, cuenta con una sanidad realmente buena, las listas de espera para ciertas operaciones
ambulatorias o incluso pruebas de diagnóstico más complicadas, se han visto alargadas de manera alarmante. Frente a esto, el ciudadano se plantea si realmente merece la pena contratar un seguro privado. Lo cierto es que las ventajas de complementar nuestra salud con un seguro privado son muchas, entre otras, poder contar con hospitales de referencia altamente cualificados en cualquier parte de la geografía española, sin importar si buscamos un hospital en Tenerife o un hospital en Madrid; es decir, tener una cobertura en cualquier parte en un hospital siempre preparado para atendernos. Aunque esto es importante, ¿es suficiente para contratar un seguro médico?

¿Qué otras ventajas podemos obtener?
Contar con un amplio cuadro médico

Una de las ventajas de contar con un seguro privado es la de tener un amplio cuadro médico a nuestro alcance.
Podemos elegir nuestro especialista e incluso elegir el hospital que más nos interese por cercanía o por especialización.

Menos tiempo de espera

Una de las partes más interesantes de un seguro privado es que podremos acudir al especialista sin necesidad de pasar antes por un médico de cabecera. Como podremos entender, esto ahorra muchísimo tiempo innecesario, algo que, sin duda, juega a nuestro favor, sobre todo en temas de diagnóstico precoz.

Gran flexibilidad horaria

Nuestro tiempo es oro, y eso lo sabemos. Otra ventaja pues, es la de saber que los hospitales privados cuentan con un amplio rango de horarios. Se adaptan a nuestra vida laboral pudiendo escoger, así, qué momento puede ser más
favorable para no trastocar nuestro día a día.

Obtener una segunda opinión médica

Hay diagnósticos que son duros. Además, en muchas ocasiones hay varias opciones de tratamiento. Contar con la
posibilidad de acudir a una segunda opinión es una herramienta sanitaria que puede dejarnos más tranquilos. Esa
segunda opinión puede, en muchos casos, ayudar al paciente a tomar la mejor decisión respecto a su patología.

Hospitalización cómoda

Si hay una ventaja que podemos notar en los momentos más complicados es el tema de la comodidad en los hospitales privados. Suelen ser mucho más cómodas sus habitaciones, tanto para el paciente como para las personas que lo acompañan. Habitaciones individuales que pueden dar mayor tranquilidad a la persona que está ingresada y mucha más privacidad.

Herramientas digitales

No podemos olvidarnos de que tanto los seguros como los hospitales privados se adaptan por completo a sus
asegurados y pacientes. Que el trato sea más rápido y eficiente no sólo beneficia al paciente, también a ellos. De esta
forma, para poder dar más comodidad, la mayoría de seguros incorporan aplicaciones para poder hacer gestiones a
través del teléfono móvil. Es posible solicitar citas, pero también ver resultados de pruebas e incluso realizar
videoconsultas cuando se necesite hablar urgentemente con un profesional.

Author: J.A.D

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code