Fin de año en El Hierro

finde

Fin de año

Estimados amigos, continuamos con nuestros post que teníamos un poco abandonados.

En esta ocasión, nos referimos a una Noche Vieja en la Isla del Hierro. Viajar te da sobre todo la posibilidad de vivir situaciones diferentes que nos mueven de nuestras rutinas o zonas de confort. El fin de año en El Hierro fue una experiencia diferente, cené junto a la comunidad médica de la Isla, todos de fuera. Isabel se portó como una auténtica anfitriona y cedió su casa en el Tamaduste para que todos pudiéramos partir el año acompañados. La escena me resultaba familiar, durante años, he visto como miles de Españoles parten el año en lugares diferentes a su hogar, desgraciadamente en los últimos años, esta imagen se ha multiplicado. En estas celebraciones se junta un poco la melancolía por no poder partir el año desde casa, junto a la familia o amigos y la expectación por la llegada de un año nuevo y la experiencia de residir en otro país o lugar.

Todos pusimos nuestro grano de arena para que la cena fuera de maravilla, pastelones de marisco, aguacates rellenos, surtido de quesos y jamon serrano, ensaladas templadas, consomé, gambas y carne, todo ello acompañado por el maravilloso vino afrutado de El Hierro y por algunas botellas de ron. El año partió con las campanadas de la península, ya que la mayoría eran de allá y bueno, por añoranza pues tocaba llamar a la familia y amigos para felicitarles el año nuevo, después, desde la Graciosa, vimos las campanadas por la TVCanaria y nos comimos las uvas como manda la tradición. Una vez partido el año, seguimos bebiendo y hablando de nuestras cosas, hasta que nos trasladamos a Valverde, a la capital de El Hierro y a la carpa que se había montando en la Plaza del Pueblo, que se convirtió por una noche, en una pequeña pasarela de moda para los Herreños, que sacan sus mejores vestidos y trajes para la noche más larga del año. Bailamos al ritmo del grupo de verbena y lo pasamos bien, aunque la gente es verdad que estaba más para el postureo de la noche que para pasarlo en grande. El día había sido muy largo y el cansancio pasaba factura, así que como ya no estoy para largas marchas, me fui a dormir.

Author: J.A.D

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code